Fisioterapia para prevenir la artrosis

La fisioterapia es una práctica médica que se utiliza para tratar una amplia variedad de afecciones musculoesqueléticas, incluyendo la artrosis. En Clínica de fisioterapia y rehabilitación Capacity en Nervión, te ayudaremos en todo lo relacionado a esta enfermedad.

En este artículo, hablaremos sobre cómo la fisioterapia puede ayudar a prevenir la artrosis y los tratamientos fisioterapéuticos más efectivos para esta afección.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una afección degenerativa que afecta las articulaciones, causando dolor, rigidez y pérdida de movilidad. Aunque no se puede curar completamente, la fisioterapia puede ayudar a prevenir o retrasar la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

También podemos definirla como una patología reumática, el cartílago articular degenera por diversos motivos y aparecen una serie de síntomas tales como dolor y  limitación de la amplitud articular que  disminuyen la funcionalidad. Por consiguiente, el paciente ve afectada su movilidad y la calidad de vida puede llegar a quedar muy deteriorada.

Tratamientos de fisioterapia como prevención de la artrosis

La fisioterapia puede ayudar a prevenir la artrosis mediante el fortalecimiento de los músculos que rodean las articulaciones afectadas.

Cuando los músculos son más fuertes, pueden proporcionar un soporte adicional para las articulaciones y reducir la presión sobre ellas. Además, los músculos fuertes también pueden ayudar a estabilizar las articulaciones, lo que puede reducir el riesgo de lesiones y mejorar la movilidad articular.

Los ejercicios de fortalecimiento se pueden realizar con pesas livianas o bandas de resistencia y deben ser supervisados por un fisioterapeuta para asegurarse de que se están realizando correctamente.

Terapia manual

La terapia manual es otro tratamiento fisioterapéutico que puede ayudar a reducir los síntomas de la artrosis. Esto incluye técnicas como la manipulación articular, la terapia de masaje y la terapia osteopática. Estas técnicas se utilizan para mejorar la movilidad articular, reducir el dolor y aumentar la circulación sanguínea.

fisioterapia artrosis sevilla

Terapia de ejercicio

La terapia de ejercicio es una parte importante del tratamiento fisioterapéutico para la artrosis. Los ejercicios específicos se seleccionan y adaptan para cada persona en función de sus necesidades individuales y de la gravedad de su afección. Los ejercicios pueden incluir estiramientos, fortalecimiento muscular y ejercicios aeróbicos moderados.

La terapia de ejercicio se lleva a cabo bajo la supervisión de un fisioterapeuta y se ajusta a medida que la persona progresa. Esto ayuda a garantizar que los ejercicios sean seguros y efectivos para cada persona.

Beneficios de la fisioterapia para la artrosis

El fisioterapeuta es el especialista en terapias físicas que la ayudará a mejorar la funcionalidad y reducir el dolor articular eficazmente, estos son los beneficios principales que conseguirás:

Mejora de la flexibilidad y la movilidad

La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la flexibilidad y la movilidad articular. Los ejercicios de estiramiento y movilidad articular se pueden realizar para ayudar a mantener las articulaciones móviles y prevenir la rigidez. Estos ejercicios también pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea y reducir el dolor en las articulaciones afectadas.

Control del peso

El exceso de peso puede aumentar la presión sobre las articulaciones y agravar los síntomas de la artrosis. La fisioterapia puede incluir asesoramiento sobre cómo controlar el peso y mejorar la salud en general. Esto incluye consejos sobre nutrición y ejercicio para ayudar a las personas a mantener un peso saludable y reducir la presión sobre las articulaciones afectadas.

En conclusión, la fisioterapia puede ser muy útil para prevenir la progresión de la artrosis y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Los tratamientos fisioterapéuticos, como el fortalecimiento muscular, la mejora de la flexibilidad y la movilidad, el control del peso, la terapia manual y la terapia de ejercicio, pueden ayudar a reducir los síntomas y mejorar la función articular.

Recomendamos hablar con nuestros fisioterapeuta para obtener un plan de tratamiento personalizado y adaptado a sus necesidades individuales, cada paciente es diferente y el tratamiento personalizado  orientado a los síntomas que generan más preocupación es imprescindible. 

También debemos  limitar el alcance en la evolución de esta patología tan insidiosa. Así que nuestro objetivo es disminuir la sintomatología y limitar el progreso de la misma, si estás dispuesto a ello, puedes reservar cita en Clínica Capacity a través del teléfono 635 65 28 71 o enviando un email a info@clinicacapacity.com.