Lesión meniscal, ¿operamos?
lesión meniscal

diciembre 21, 2021

El dolor de origen meniscal es uno de los diagnósticos más comunes  cuando acudimos por un dolor de rodilla. En estos caso, como en otros, es importante conocer si ese es el origen del dolor, porque recordemos que una imagen donde se vea una lesión no significa que ese sea el foco del dolor, igual que podemos tener un dolor provocado por una estructura que en una prueba de imagen este perfecta.
Una vez que detectamos que realmente es nuestro problema, nos surge normalmente la misma pregunta, ¿Me opero o no?.
Pues bien, es una pregunta que solo la ciencia y los estudios que hay sobre el tema puede aclarar. En 2020 se publicó una investigación que recabo todos los datos de estudios anteriores sobre el asunto. El total de pacientes analizados fue de 1525, donde se comparó operar vs no operar. Y la conclusión fue:
“Los problemas meniscales sin síntomas de bloque pueden ser exitosamente manejados con ejercicios, ya que la artroscopia no ofrece mejores resultados. El abordaje quirúrgico debe ser considerado en caso de mala respuesta del tratamiento conservador”.


Por lo tanto desde Capacity nuestra recomendación sería:


1. Valoración para descartar que el origen del dolor sea realmente del menisco.
2. En caso afirmativo someterse a un programa específico de tratamiento, que tiene que tener el ejercicio controlado por un profesional como base.

3. Si tras el tratamiento conservado no resuelve los problemas, acudir a la vía de la cirugía